fbpx
¿Qué novedades aporta la ecografía en 4D?

Hoy en día, casi todas las familias desean con fuerza saber cómo será la cara de su futuro bebé, y es frecuente recurrir a las ecografías en 4D, que ofrecen imágenes con mucho detalle y permiten ver al feto como si prácticamente estuviese fuera. Pero, ¿se sabe en qué consiste la prueba? Y si… en realidad existen solamente tres dimensiones, ¿por qué se le llama ecografía 4D?

¿Qué es una ecografía 4D?


Si una ecografía en dos dimensiones puede enseñar imágenes en la que se muestren cortes y secciones presentes en el feto, una de tres dimensiones lo que hace es unir estas secciones para reconstruir al completo la piel del feto.

¿Por qué se la conoce como ecografía 4D si solo hay tres dimensiones?


En este caso, se unen a las espaciales el factor tiempo. Es decir, la ecografía permite ver imágenes en 4D con movimientos a tiempo real, por lo que se puede ver al feto moviéndose.

¿Cuándo se recomienda hacer una ecografía 4D?


La radiografía 4D se puede hacer en cualquier momento, aunque en torno a la semana 28 de gestación es la ideal, ya que es posible observar de forma satisfactoria el rostro del feto, que son además muy parecidas a las del recién nacido.

¿Qué importancia tiene el líquido amniótico para llevar a cabo esta técnica?


El líquido amniótico da la opción a que las ondas se transmitan por lo que, si la cantidad es reducida, los ultrasonidos no se transmitirían adecuadamente y la imagen sería peor.

Esto se da si se utilizan cremas de alto contenido graso en pacientes que tengan panículo adiposo grueso en el abdomen.

¿Es la ecografía 4D un proceso peligroso para el feto?


La imagen de la ecografía en 4D se obtiene a partir de ultrasonidos, por lo que no se emite radiación alguna y se trata de una técnica segura.

¿Sustituye la ecografía 4D a las ecografías habituales de control?


La ecografía 3D y 4D no son sustitutorias, y por lo tanto no deben sustituir las semanas 12, 20 y 32 de la gestación. Se trata pues, de una técnica complementaria que ayuda a valorar de una forma más positiva.

Nota preventiva


La ecografía 4D no sustituye en ningún caso a las ecografías de control